jueves, 15 de mayo de 2008

Life Before Death

El fotógrafo Walter Schels tiene una serie de retratos dípticos fotográficos. En la primera imagen encontramos siempre a un enfermo terminal, semanas antes de su muerte. En la segunda, como me imagino que estáis temiendo, encontramos un retrato del cadáver. Encontré la información en la web de yonkis, pero he seguido indagando y he encontrado este enlace, que incluye 22 de los retratos. Parece ser que está todo publicado en un libro, con entrevistas amplias a cada uno de los modelos.

Debo reconocer que, en un primer momento, dudé si ver el enlace de yonkis.com o no, porque ando un poquito cansado de artistillas provocadores e 'innovadores' que lo único que hacen es provocar por provocar, cruzando barreras de buen gusto, y muy por debajo de las del talento. Sin embargo, probé a ver qué tal, y no me arrepiento. La galería es impresionante. No tengo especial interés en ver a gente muerta, y me imagino que vosotros tampoco, pero os recomiendo que le echéis un vistazo, porque los retratos son fabulosos. Lo mejor de todo, sin duda, es que el fotógrafo ha conseguido captar una sensación de paz y tranquilidad en la mayoría de los retratos post mortem increíble. No parecen muertos, parece gente descansando, durmiendo.

La carga emocional de los fragmentos de entrevista que se pueden leer en el enlace que os he dejado es interesante, y los sentimientos de las personas retratadas varían de la esperanza al total desconcierto y angustia. No es una galería alegre, no nos engañemos, pero creo que es una forma más de afrontar ese momento que nos llegará a todos antes o después. ¿Cómo lo veis?

J.

4 comentarios:

Mike Adán dijo...

Joder Juanlu... lo más de lo más. Bueno de cojones. Me ha sobrecogido hasta tal punto que se me ha escapado alguna que otra lágrima. Gran trabajo el del fotógrafo: son mejores las 'segundas' fotos que las primeras. Los testimonios son sobrecogedores.

Gracias por compartir esta web.

Bahnhof dijo...

Me he visto la sesión desayunando y, en fin, casi que hubiera dejado Doraemon puesto en la tele... La verdad es que es cierto que la galería carece de morbo, pero la muerte no escapa al retrato... e impresiona. Y los comentarios humanizan las fotos, y también las contextualizan, lo que aumenta el desasosiego.
Le he echado un vistazo al cálico-chiquito y, muy bueno. Unas animaciones muy cinematográficas y profesionales, y unas historias bien cachondas.
Nos vemos la semaine prochain

Bahnhof dijo...

prochaine, no prochain.
Sic transit gloria mundi. Jodé, con las fotos.

Anónimo dijo...

IMpresionante
Creo que a las fotos le sobran las palabras de alrededor

Salu2