miércoles, 12 de diciembre de 2007

Yo, el Otro y lo de más allá

Yo soy yo. O no. Y tú eres el Otro. O tampoco. El caso es que el Yo y el Otro van a ser parte central de mi investigación lovecraftiana. Todo ha sufrido un giro bastante radical, desde el director de tesis hasta el tema de la misma. El tratamiento estético ha quedado relegado a un segundo (o tercer, o casi inexistente) plano, y esa gran bola imaginaria que se llama tesis doctoral ha empezado a girar, y a ofrecerme unas perspectivas que antes ni me había planteado.

No voy a dar muchas pistas por diversos motivos (entre otros, que me vayan a pisar la idea y entonces la hemos jodido), pero vamos a abordar Lovecraft desde un planteamiento radicalmente diferente, desde un punto de vista que, creo, es muy muy novedoso en este autor, y que espero sirva para suscitar diversas cuestiones interesantes. Todo muy post-estructuralista, todo muy posmoderno, con ideas y preguntas de estas que te quedas con cara de tonto, de esas que me encantan.

Mientras, sigo con el papeleo de la beca, que no se acaba (bueno, sí, por narices se acaba el lunes), que está lleno de sinsentidos y de situaciones para reir (por no llorar). No lo ponen nada fácil estos del MEC para siquiera empezar a participar en el proceso, pero nadie dijo que iba a serlo, ¿no?

Y el máster sigue adelante, empezando cada vez más cursos nuevos y acabando otros tantos. Algunos mejores, otros peores, pero en general tampoco está mal. Esto de ser conejillos de indias en la primera promoción tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El principal inconveniente que estamos notando es que hay una cierta sensación de desorganización en algunas ocasiones, que hay cosas que aún no están perfiladas del todo. La principal ventaja, que al ser los primeros nos miman y nos tratan como especímenes importantes. Lo siento por los que vengan detrás si empiezan a recibir peores jaulas y peor alimentación. Nosotros somos los cobayas originales :).

Y mientras, el gobierno sigue haciendo de las suyas con los investigadores. Esta vez le ha tocado a los Ramón y Cajal. Si no, que le pregunten al señor Rompememes. Y se seguirán preguntando por qué la gente se va a investigar fuera de España. Jesús.

J.

2 comentarios:

Pingu dijo...

Tú eres el otro.En tu lenguaje "Yo soy el otro".Que el papelelo me devuelva a mi novio ya y se lelve a este zombi! ;)
Love U

Pingu dijo...

*papeleo y *lleve