miércoles, 6 de agosto de 2008

Un congreso de ciencia ficción... ¿para qué?

Eso es lo que he pensado hoy cuando he pasado por la web de yonkis y me he enterado de que mañana comienza a funcionar el Colisionador de Hadrones. La ciencia ficción ha llegado a la Tierra, y yo sin enterarme.

A ver, no soy físico nuclear, así que se me escapa un poco para qué sirve exactamente la maquinita, aunque sí que sé que es un acelerador de partículas de casi 30 kilómetros de largo.

Hacía tiempo que había oído hablar de él, pero no era consciente de que su inauguración estaba tan próxima. El caso es que hay una galería de fotos que me ha dejado aflatado. No puede ser más peliculero.

Si os soy sincero, todo este bicho me da un poco de repelús. Es algo taaaan grande, taaaaan desconocido para mí, y hay gente tan agorera que dice que puede acabar creando un agujerito negro en la Tierra que acabe con todos nosotros, que da como mal rollito.

El miedo a lo desconocido es uno de los terrores atávicos más arraigados, y es curioso que, en vez de ser un miedo irracional hacia un bicharraco-dios exterior que nos vigila, aquí lo produce una enorme criatura tecnológica avanzada, sin vida propia (¡esperemos!), y todo el halo de misterio que la rodea, amén del hecho de que soy un auténtico profano en la materia, por lo que se acentúan las zonas oscuras.

Ya, ya sé que no debe de ser muy probable que el juguete acabe con el mundo, pero eso no quita el que haya un gusano de metal de 27 kilómetros enterrado en Suiza. No nos engañemos, inofensivo no puede ser, si no, no se hubiese creado tanta polémica.

Desde luego, tampoco puedo decir que esté en contra de la máquina. No sé para qué va a servir, a qué nos va a ayudar, aunque sí que parece que no tiene función bélica, por lo que, si lo han hecho, tendrán sus motivos, digo yo. Eso, que estoy sumido en el desconocimiento, y saber que hay tamaño ingenio acelerando hadrones (sea lo que sea eso) por ahí, da como cosilla. ¿O no?

En fin, que una vez más, la realidad supera a la ficción. Y si no, comparad las fotos del Acelerador con esto, esto o esto. Lo dicho, ciencia ficción en Suiza.

J.

5 comentarios:

Kanijo dijo...

La cuestión es, como dices, el desconocimiento y la imaginación desbocada de algunos.

Básicamente el cometido es colisionar átomos a velocidades cercanas a la de la luz y ver qué pasa. Visto así parece una gilipollez pero para un físico de partículas eso puede significar desde saber por qué las cosas tienen masa (¿nunca te habías parado a pensar por qué un electrón tiene masa, y por qué es esa y no otra?) o si existen dimensiones extra aparte de las 4 conocidas entre otras cosas.

Pajas mentales aparte sobre agujeros negros y viajes en el tiempo, es posiblemente uno de los experimentos físicos más esperados de los últimos tiempos y los resultados pueden dar mucho que hablar. Pensar que moriremos engullidos por un agujero negro tiene exactamente el mismo sentido que pensar que moriremos en 2012 por alguna profecía maya, por decir algo.

Abdul Alhazred dijo...

Antes de nada... bienaventurados los ojos que vuelven a saber de tí, Kanijo ;) Pensaba que verdaderamente había agujeros negros y te había tragado uno de ellos :P

Asias por la explicación, no esperaba menos de tí :) Como en el 2012 muramos por culpa de una profecía maya, nos vamos a reir un montón :D

Kanijo dijo...

Te sigo desde la sombra cual Yog-Soggoth de bolsillo ;-)

Si morimos por una profecía maya en 2012 te doy permiso para que me des una paliza en algún punto del espacio tiempo alq ue Cthulu lleve nuestras almas.

Rompememes dijo...

Bueno, por si quieres enterarte de algo más a nivel divulgativo, aquí tienes una serie de entradas sobre el LHC:

http://www.astroseti.org/noticia_3388_el_gran_colisionador_hadrones_lhc_xiv.htm

http://ngm.nationalgeographic.com/2008/03/god-particle/achenbach-text

El LHC servirá para estudiar partículas subatómicas como éstas:

The Particle Zoo

Y yo particularmente estoy esperando a ver si se comprueba la veracidad de la teoría de todo de Garrett Lisi

(;,,;)

Anónimo dijo...

Pues a mí mas bien me han recordado (las fotos) a las "tripas" de HAL 9000 de "2001 una odisea del espacio"
Además, en una de las fotos aparece Javier Cámara, vamos, que es clavaíto.
Salu2