jueves, 20 de septiembre de 2007

Si la vida te da más de cinco razones

Ayer estuve otra vez en las Conversaciones en la Azotea. Esta vez le tocó el turno a Fernando León de Aranoa (director de Barrio, Familia, Los Lunes al Sol, Princesas) y a Alberto Rodríguez (7 Vírgenes). Aquello sí que pareció mucho más una conversación que la sesión con Millás. Los directores nos contaron un poco sus inicios en el mundillo del cine, y luego hubo una larga sesión de preguntas, a cual más surrealista. A ver, por muy friki que seas, no le puedes preguntar a Fernando León si su cine tiene muchas influencias provenientes del mundo del cómic. Que no, tío. Que eso se lo puedes preguntar a Tarantino o A Robert Rodríguez, pero no a un director que, claramente, da preferencia a los diálogos que a las imágenes. De lejos. Es que macho, por dártelas de enteradillo nos dejas a todos los frikis a la altura del betún. En fin.
Bueno, el caso es que salió (tenía que salir) el tema de la cuota de pantalla de la Ley del Cine, y ambos directores capotearon la pregunta como buenamente pudieron, y se fueron por los cerros de Úbeda sin mojarse demasiado, hablando de manera más genérica sobre la Ley en sí que sobre ese punto específico. Para los que andéis un poco descolgados del tema, os comento que el Ministerio de Incultura está a puntito de sacar al mercado una ley de protección del cine español que, discutible o no en general, tiene un apartado la mar de polémico. Quieren obligar a las salas de cine a incluir un mínimo de un 25% de películas españolas/europeas en sus proyecciones. Todo esto, claro, lo han decidido sin contar con las empresas de cines, que no están demasiado de acuerdo con el tema.
Yo, la verdad, tampoco veo muy acertada la idea. El cine minoritario (incluyendo el europeo en general, y metiendo España en Europa), es minoritario por eso, porque no va gente a verlo. Si obligas a meter con calzador más pelis independientes en la cartelera, la gente no va a ir a verlas por mucho que lo intentes. Y empezarán a cerrar salas de cine, y nos quedaremos sin cine minoritario, mayoritario y medioritario. A ver por dónde salen los tiros.
Algo que comentaron los directores, que me llamó mucho la atención, es que parece ser que en EE.UU. está PROHIBIDO doblar películas extranjeras. Así, las pelis en lengua no inglesa se estrenan en los circuitos de arte y ensayo, aunque sean de autores de renombre (léase Amenábar o Jeunet). Así, claro, pues en toda EE.UU. lo mismo se proyectan en 100 ó 150 salas. Que digo yo, que podríamos hacer aquí lo mismo, ¿no? Que estoy de películas dobladas hasta el jare.
Y me firmó mi dvd de Los Lunes al Sol :). Hay que saber ser un friki con clase, coño.

J.

8 comentarios:

Manolo dijo...

Si lo que quieres es hundir definitivamente la industria del cine en España, pues sí, deja de doblar películas.

El 90% (asín a ojo) de las pelis que se estrenan son angloparlantes, por lo que en USA es normal que se la pele el resto de películas y si quieres ver una de un directo sueco pues te la ves en sueco en tu cine para frikis.

Ahora haz lo mismo en España, ¿quién coño va a ir a ver una peli en la que TIENES QUE LEER los diálogos? ¿O es que de pronto todos los españolitos entienden el inglés como para ver una peli? Vas a tener unas preciosas pelis en V.O subtitulada durante un mes antes de que cierren los cines a cascaporro.

El doblaje es un mal necesario, si quieres otras cosas hay filmotecas y cines de V.O. Además, siempre puede ser peor, en Polonia el mismo tío dobla a TODOS los personajes de la obra, sean hombres, mujeres, niños o perros.

Abdul Alhazred dijo...

Bueno, puestos a joder la industria con la cuota de pantalla, pues que la jodan del todo :D Puede ser que sí, que tengas razón, pero tampoco lo veo tan claro. Si sólo hubiese pelis subtituladas, sería sí o sí. No creo que la gente dejase de ver cine, ¿no?. O me temo que soy un iluso? :S De todas formas tendríamos que buscar al fichaje ese polaco, eh?

Manolo dijo...

Si España decidiese dejar de doblar pelis, fácil, la gente se las baja del emule dobladas para sudamérica, a tomar por culo el cine.

Hazte a la idea de que somos vagos, la gente no va a aprender inglés para ver pelis, de hecho me juego lo que quieras a que si pasa eso antes se monta un grupo de doblaje "casero" que te monte el sonido y te lo ponga en el emule en 2 días. Si nos tragamos screeners pésimos y sonidos enlatados y con toses y risas de fondo por no pagar el cine...no te cuento si además hay que leer los diálogos.

Anónimo dijo...

Manolo, con esa mentalidad vamos a seguir a la cola de Europa en idiomas.
Es como todo: acostumbrarse.
No digo que obliguen, pero sí estaría bien mitad y mitad, una sesión doblada y otra en original. Yo iría a ver la original y créeme que soy muyyyyyyyyy vaga.


Teresa*

Manolo dijo...

No, si yo soy de los que me veo las pelis en versión original, y me daría con un canto en los dientes si las ponen todas en V.O. Lo digo porque conozco el país en que vivimos y sé cuál va a ser el resultado, pirateo de pelis dobladas en sudamericano y doblajes caseros guarros.

Abdul Alhazred dijo...

Pues yo de recordar esas series de dibujos de Conan y GiJOE dobladas con acento sudamericano, se me ponen los pelos de punta :|

Anónimo dijo...

Yo, a mí, me parece, que lo de la cuota de mercado sigue olvidando cosas tan importantes como el cine. Me explico. Hacer un largometraje es algo que debería hacer alguien que estuviera curtido. Y para curtirse están los cortos. Al no haber canales de difusión de los cortometrajes creo que estamos limitando la posibilidad de que gente con ideas y ganas puedan mostrar su tarea y darle un empujoncito que no sea el de los festivales cutre-casposos y/o con buena voluntad. ¿Por qué no una cuota de pantalla para cortometrajes (europeos) en vez de pelis? No sé si tendrá algo que ver lo de las productoras y que al fin y al cabo estamos hablando de industria y no de arte.

Por otro lado lo del doblaje, aparte de un vestigio del franquismo, me parece gracioso sobre todo porque la ley obliga a doblar TODAS las películas. Y yo me parto el pecho imaginándome a los dobladores haciendo su trabajo con las pelis porno (que yo no veo, que conste)

El que firma los anónimos.

PiNgU dijo...

Eso,eso sr.anónimo.Un espacio para los cortos YA!Que hay auténticos tesoros enterrados en ese mundo que necesitan ver la luz!